Crítica: 7 minutos

Cartel

Primera película de Daniela Féjerman en solitario, tras comedias de autoría dual como A mi madre le gustan las mujeres, junto a Inés París. ¿Superará el reto?

COMEDIA ROMÁNTICA TÍPICA Y TÓPICA

Para aquellos que busquen en la sala de proyección un simple divertimento, ésta es su película; para los que esperan algo más del cine, que no se conforman con la historia ya vista y tratan de encontrar un diálogo interno más profundo con la cinta que se expone, ésta no sería ni de lejos una buena elección.

7 minutos parte de la experiencia del speed dating (nueva forma de ligar y conocer gente basada en la entrevista personal rápida con los diferentes candidatos que se presentan) como punto de encuentro y de partida de los distintos personajes y sus respectivas historias. Se trata, pues, de una comedia coral, en la cual se van alternando escenas de los diferentes personajes, la mayoría de los cuales guarda relación con el resto.

Así, con un envoltorio que intenta imitar el estilo de la típica comedia romántica americana (visible, por ejemplo, en la banda sonora de gran orquestra y el ritmo que se le intenta dar a la narración) y un tinte clásicamente español que inevitablemente recuerda las comedietas de enredos de un cine pasado de moda (véase como ejemplo básico el personaje de la anfitriona del speed dating, con chistes grotescos de sensualidad fingida), la película constituye un producto de “ver y olvidar”. Ofrece al espectador la posibilidad de no pensar en sus preocupaciones mientras transcurre la cinta y, con suerte, reír en algunas escenas, pero a parte de eso 7 minutos acaba siendo un film vacío, sin carga comunicativa alguna.

La película se resumiría en: mujeres, hombres, carencias afectivas, sentimientos que florecen, final feliz. Con ello la directora (que ya explica el final antes de que el espectador pueda llegar a ver el film, con lo cual la capacidad de sorprender se reduce a la mínima expresión) ha declarado que con su planteamiento quería transmitir un mensaje de optimismo en un mundo donde las relaciones personales son cada vez más difíciles y el modo de llegar a ellas muta constantemente a través de las nuevas tecnologías. Pero el problema es: ¿alguien se lo cree, cuando todo ello se cuenta a través de unos personajes absolutamente estereotipados, desde su definición inicial hasta su actuación histriónica y, en algunos casos, su exagerada caracterización?

Si nos hallamos ante una historia típica, lo mínimo que se espera de la película es que sea original a la hora de contarla; si no innova en el contenido, al menos que lo haga en la forma. Este no es el caso; no puede decirse que sea una propuesta mal realizada: es un film correcto, que sigue los cánones y la estructura de la película romántica… pero falta originalidad, innovación, personalidad; se echa de menos un estilo propio que defina el sello de la directora. Todo es muy típico, ya hecho, incluso la planificación o los títulos de crédito, que resultan estándares y faltos de interés.

Así, 7 minutos es una película que podría responder al cine más comercial que sirve de entretenimiento para aquellos domingos por la tarde en los que uno no sabe qué hacer, porque definitivamente no logra ir más allá, ni por la historia que cuenta ni por su enfoque o tratamiento.

Lo mejor: la banda sonora, de Roque Baños, de reconocida trayectoria en el cine español.

Lo peor: lo típico y lo tópico se unen para dar forma a la narración.

Puede que te guste si viste… la estructura se asemeja a cualquier otra comedia romántica coral, como Love actually, pero no consigue escapar del toque folklórico más arcaico ni de la linealidad de la cinta.

Valoración: 5.

(Texto de 2009)

Advertisements

Author: Vanessa LP

Llicenciada en Comunicació Audiovisual per la Pompeu Fabra, la meva trajectòria professional s’ha encaminat més cap a la comunicació corporativa, tant en l’àmbit públic com en el privat. No obstant això, la meva passió pel cinema ha fet que sempre estigui connectada amb l’actualitat audiovisual i la seva pràctica, a través de formació en Anàlisi de Guió i Crítica Cinematogràfica, la col·laboració en projectes audiovisuals i la participació en certàmens i festivals. Vaig formar part del Jurat Jove del Festival de Sitges l’any 2013 i, més recentment, del Festival Americana el 2017. Al 2009 vaig col·laborar en l’espai web enelcine.es escrivint crítiques de forma setmanal i des de març de 2017 col·laboro a la revista de cinema El Cinèfil, amb textos sobre llargmetratges i curtmetratges. Sigui en format curt o llarg, considero que el cinema és una eina profundament poderosa per a transmetre idees, emocionar i reflexionar sobre la nostra realitat.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s