Crítica: Silencio

08_Silencio

Silencio, la nueva película de Martin Scorsese, es una adaptación de la novela del escritor japonés Shûsaku Endo, que narraba la persecución y tortura de cristianos en el Japón de la segunda mitad del S. XVII. La obra ya fue adaptada al cine en 1971 por el cineasta japonés Masahiro Shinoda bajo el título Chinmoku pero, mientras ésta ofrecía una estética mucho más oscura y tenebrosa, en la versión de Scorsese – de pasado seminarista – gana mayor protagonismo la luz, equilibrando la dicotomía fe-duda centro del film. Nominada a los Oscar, la dirección de fotografía nos muestra pictóricamente esta constante a través de unos rostros muy contrastados (mitad iluminados, mitad en la más absoluta oscuridad) expresando – más allá de la tragedia externa – el vía crucis interno del protagonista, en constante lucha entre el credo y la desesperación: “¿Le estoy rezando al silencio?”.

En contraste con el título, uno de los elementos más destacados del film es la banda sonora, que también ofrece momentos de vacío ensordecedor. Con apenas temas musicales, son éstos además de tal sutileza que se confunden con los efectos sonoros que inundan la película. El sonido ambiente, trabajado al milímetro, funciona como una poderosa herramienta de implicación emocional: los abanicos de los torturadores, la mosca que disturba al inquisidor, los lamentos de los torturados… todo un tejido sonoro que acompaña al pasaje espiritual de tortuosidad creciente que atraviesa el protagonista. El eco del mar está muy presente también como símbolo de esta ambivalencia de la que nos habla la película: amenazante, útil de tortura, y purificador, medio para el descanso y la paz.

Pese a la poética de las imágenes en todos sus sentidos (excelsas localizaciones, físicas interpretaciones actorales, sugerentes metáforas visuales – travesías en barca entre las tinieblas –…), la propuesta resulta agotadora y exasperante por su largo metraje. ¿Recurso expreso para que el espectador sienta la tortura y el desasosiego en carne propia?

Advertisements

Author: Vanessa LP

Llicenciada en Comunicació Audiovisual per la Pompeu Fabra, la meva trajectòria professional s’ha encaminat més cap a la comunicació corporativa, tant en l’àmbit públic com en el privat. No obstant això, la meva passió pel cinema ha fet que sempre estigui connectada amb l’actualitat audiovisual i la seva pràctica, a través de formació en Anàlisi de Guió i Crítica Cinematogràfica, la col·laboració en projectes audiovisuals i la participació en certàmens i festivals. Vaig formar part del Jurat Jove del Festival de Sitges l’any 2013 i, més recentment, del Festival Americana el 2017. Al 2009 vaig col·laborar en l’espai web enelcine.es escrivint crítiques de forma setmanal i des de març de 2017 col·laboro a la revista de cinema El Cinèfil, amb textos sobre llargmetratges i curtmetratges. Sigui en format curt o llarg, considero que el cinema és una eina profundament poderosa per a transmetre idees, emocionar i reflexionar sobre la nostra realitat.

2 thoughts on “Crítica: Silencio”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s